Unidades de superficie

La función de las unidades de superficie es cuantificar o medir el área de los objetos. Ya que se trata de una unidad bidimensional, estas unidades siempre se expresan en potencias segundas. Por ejemplo, centímetro cuadrado (cm^2), metro cuadrado (m^2), kilómetro cuadrado (km^2) y etc. 

Analicemos un ejercicio simple: 

Tenemos un rectángulo de 10 cm de largo y 7 cm de ancho al que debemos calcularle su superficie.

En este caso el cálculo es bastante simple. Calcularemos la superficie del rectángulo multiplicando el largo por el ancho, es decir, 10 cm por 7 cm. El resultado es 70 cm^2. Es primordial destacar que, debido a que multiplicamos cm por cm, el resultado se da en cm^2, o sea, cm cuadrado (cm elevado a la segunda potencia).