Multiplicar expresiones algebraicas es igual que multiplicar números convencionales y, por tanto, las reglas que les aplicamos a estos se las aplicaremos también a las expresiones algebraicas.
En las expresiones algebraicas que contengan variables o paréntesis no hará falta escribir el signo de la multiplicación.

Aquí tienes algunos ejemplos:

  • 8*X = 8X
  • X*Y = XY
  • -3*(5+6) = -3(5+6)
  • 8*(X-5) = 8(X-5)
  • (5-a)*(3+4) = (5-a)(3+4)