¿Como se simplifican las fracciones?

¿Como se simplifican las fracciones? o ¿Cómo se reducen las fracciones?

En la mayoría de los casos, cuando las fracciones se presentan a los estudiantes como un tema nuevo en el aula, la reacción es: "Aquí hay otro tema complejo que tenemos que tratar". Luego, las reacciones cambian y las fracciones se perciben como una especie de juego agradable que es más un desafío técnico. Entonces, ¿qué es especialmente importante en las fracciones? Comprender su significado, la división de roles entre el numerador y el denominador y la forma de reducirlos. ¿Es difícil reducir las fracturas? Realmente no.

Entonces, ¿cuándo necesitarás reducir las fracciones dadas en cuestión?

  • En el momento que se requiere en el ejercicio/examen.
  • En caso de si quieren trabajar con fracciones más pequeñas.
nuevo ejemplo reducen_las_fracciones

La principal motivación para reducir las fracciones es principalmente el establecimiento de condiciones de trabajo más favorables. Cuanto más puedas reducir la fracción, más fácil te resultará trabajar con ella y usarla como algo dado. Por lo tanto, debes practicar el tema tanto como sea posible y recuerda: la principal operación aritmética en la reducción de fracciones es la división.

¡No es difícil, en realidad es fácil!


memory

Reducción de fracciones: ¿Cómo se hace en la práctica?

Para reducir una fracción, debes dividir tanto el numerador como el denominador por el mismo número. La gran pregunta: ¿A qué número se reduce la fracción? Y la respuesta es bastante simple: ¡en el menor número posible! A veces, la fracción no se reducirá de una sola vez (una característica de las fracciones muy grandes), sino en varias etapas diferentes, hasta llegar a la fracción más pequeña posible. Estos son algunos ejemplos de cómo se ven las fracciones:

  • La fracción 4/10 se convierte en 2/5 después de dividir el numerador y el denominador por 2.
  • La fracción 5/25 se convierte en 1/5 después de dividir el numerador y el denominador por 5.
  • La fracción 3/24 se convierte en 1/8 después de dividir el numerador y el denominador por 3.
  • La fracción 30/180 se convierte en 1/6 después de dividir el numerador y el denominador por 30.

Más ejemplos:
¿Qué tan difícil es reducir las fracciones? ¡No es nada difícil! Tenga en cuenta que, a diferencia de los diferentes temas de estudio que requieren que realice diferentes procesos mentales, aquí debe ceñirse únicamente a la técnica de la división. ¿Cómo aborda la reducción de una fracción?

  • Divide el numerador y el denominador por el mismo número
  • Elija el número más pequeño posible para reducir

Aquí hay algunos ejemplos más de cómo reducir las fracciones:

  • 25/1000 se convierte en 1/40, después de dividir el contador y el denominador por 25
  • 6/18 se convierte en 1/3, después de dividir el numerador y el denominador por 6
  • 20/60 se convierte en 1/3, después de dividir el contador y el denominador por 20
  • 8/32 se convierte en 1/4 después de dividir el numerador y el denominador por 8

Un consejo de oro para resolver una pregunta de examen: ¡comienza con las preguntas fáciles!

¿Qué es una pregunta fácil? Una pregunta fácil para ti. Naturalmente, hay temas en los que eres más fuerte y aquellos en los que te demoras un poco más, lo cual está bien. Para que comiences tu prueba con una experiencia de éxito, siempre debes comenzar con temas con los que te sientas más cómodo y que te den confianza. Asique ¿Cómo haces eso?

  • Pasemos rápidamente al examen para familiarizarse con los tipos de preguntas y temas.
  • Primero responde a los problemas que sientes que tienes el control total
  • Recuerde: puede comenzar a responder la prueba en la página 4 o en la página 1; el orden de la solución no importa

Entonces, ¿qué obtienes de esto?

  • Comienzas el examen con una experiencia de éxito y buen gusto
  • Su confianza en sí mismo sube, el estrés y la tensión bajan
  • Te queda mucho tiempo para resolver preguntas más complejas.
  • Comienzas el examen con puntos "seguros"

3 mitos de que es hora de hacer añicos la asignatura de las matemáticas

A veces, lo que te impide tener el éxito que te gustaría no son tus conocimientos, sino tus barreras mentales. Aquí hay 3 mitos diferentes sobre la asignatura de las matemáticas en los que probablemente también creas:

  • "Las matemáticas son una asignatura para los sabios" - ¡No es cierto! Las matemáticas son una asignatura para estudiantes que entienden que el éxito se basa en la perseverancia. No es casualidad que haya alumnos cuyo promedio en matemáticas sea de 60, y tras una etapa en el que han invertido con un tutor privado el promedio haya subido a 85. No es que se hayan convertido en sabios, sino que han optado por invertir. La clave del éxito en la la asignatura es la perseverancia: preparación de tareas, participación y asistencia a clase, y aprendizaje serio para los exámenes.
  • "Sin matemáticas es imposible tener éxito en la vida" - ¡No es verdad! También tendrás éxito sin un promedio general alto en matemáticas, pero es importante entenderlo: es una materia que contribuye al desarrollo del pensamiento, el orden y la organización de muchas variables y el manejo de desafíos. El estrés y la aprensión de la asignatura disminuye significativamente al darse cuenta de que hay un futuro incluso sin matemáticas. Y ahora, cuando están más relajados y tranquilos, también pueden tener éxito y maximizar sus habilidades.
  • "Un profesor privado es para estudiantes con dificultades" - ¡No es cierto! El tutor te da una hora de refuerzo semanal, que te permite realizar preguntas, hacer tareas juntos y reforzar los conceptos básicos sobre ciertos temas. ¡Hoy puedes disfrutar de una lección privada en línea sin salir de casa! ¿Qué se necesita para aprender una lección privada? Computadora y conexión a internet disponibles.

La conexión entre la preparación de las tareas y el éxito en matemáticas

Al final de cada clase de matemáticas, tu profesor probablemente también te pedirá que hagas los deberes y no te rindas. Más allá de ser tu deber como estudiante, también se trata de algo que tiene como objetivo fortalecer tu comprensión y competencia en las materias que se enseñan. La reducción de fracciones es un ejemplo de un problema basado en la técnica, únicamente en una operación de división. Primero, te llevará unos minutos reducir una fracción. Cuanto más practiques, más verás por ti mismo cómo los minutos se convierten en segundos.


Una solución más rápida a las preguntas le otorga una ventaja en los examenes. ¿Por qué?

  • Resuelves el examen sin miedo a no tener tiempo para contestar todas las preguntas.
  • Tienen el tiempo de volver a realizar la prueba completa antes de enviarla.

Sin hacer la tarea y practicar los temas enseñados en clase, es poco probable que puedas acortar el tiempo promedio para resolver una pregunta.


Lección privada en línea: ¡reducir fracciones y brechas!

El beneficio más significativo de una lección privada de matemáticas en línea es su tremendo ahorro de tiempo. Como estudiante, tienen que dividirse entre varias tareas al mismo tiempo, mientras que no quieran descuidar ninguna asignatura. Más de una vez, hay estudiantes que viajan alrededor de media hora en cada dirección dentro de la ciudad, con el fin de llegar a su tutor privado. ¿Y usted? ¡Puedes ahorrar esta hora!


¡Una clase en línea es una lección que tiene lugar en su habitación! ¿Cómo funciona?

  • Ustedes eligen un profesor de nuestro grupo de maestros que ofrecen clases de matemáticas.
  • El tutor prepara un plan de lección con los temas que desea aprender. Por ejemplo: reducción de fracciones.
  • Usted establece el día y la hora de acuerdo a sus necesidades
  • ¡Empieza a aprender! A lo largo de la clase podrás hacer preguntas, resolver ejercicios e incluso avanzar en el tema antes que la clase.

Estudiar matemáticas con un tutor, ¿qué te aporta?

  • Capacidad para reducir las brechas durante todo el año y no estresarse antes de la prueba.
  • ¡Una clase que se enfoca solo en ti! Tú preguntas y el profesor responde.
  • Fortalecimiento en la confianza en uno mismo gracias al éxito en la materia.