Función creciente

Diremos que una función es creciente cuando, a medida que crece el valor de la variable independiente X, crece el valor de la función Y. 

Por ejemplo
supongamos que tenemos dos elementos X, a los que llamaremos X1 y X2, donde se cumple lo siguiente: X1<X2, es decir, X2 está ubicado a la derecha de X1.

  • Cuando se coloca X1 en el dominio se obtiene el valor Y1.
  • Cuando se coloca X2 en el dominio se obtiene el valor Y2.

La función es creciente cuando X2>X1 :y también Y2>Y1.
La función puede ser creciente en intervalos o puede ser continua en todo su dominio. 

Nuevo  función creciente